Las humedades en casa aumentan el gasto en calefacción


El exceso de humedad puede cambiar nuestra sensación térmica dentro de la vivienda, reduciendo la eficiencia energética de su calefacción y, por lo tanto, elevando nuestro consumo de energía.
También el uso de un deshumidificador puede suponer un aumento considerable en el gasto eléctrico.